Uno de los mejores regalos que puedes dar a tus descendientes es dejarles tranquilidad una vez faltes. Al hacer un testamento estableces en tu entera voluntad qué y cómo se dividirá la propiedad que tuviste en vida, lo que salvará a tus hijos o herederos que elijas muchísimos problemas.Aunque ...